Logo

Túnel destacó a los mejores del 2020




FEDERICO VALVERDE FUE ELEGIDO COMO LA FIGURA DEL AÑO; GABRIEL NEVES Y ESPERANZA PIZARRO, LOS MEJORES EN EL FÚTBOL LOCAL 
Federico Valverde fue nominado por Túnel como la figura del año y el futbolista uruguayo más destacado en el mundo. Otros futbolistas, entrenadores y árbitros también obtuvieron reconocimiento por su destacada labor en quince rubros. 
Por primera vez, en sus seis años de vida, Túnel decidió dar su opinión sobre los protagonistas más relevantes del pasado año futbolístico, temporada que por las circunstancias de público conocimiento se extendió al 2021. 
Se realizó una consulta entre quienes integran el elenco estable que hace posible la salida de la revista, colaboradores y algunos colegas de otros medios. 
Aquí está el resultado de la consulta que contempla quince rubros, más un reconocimiento especial por fuera de la encuesta a otros dos futbolistas, Santiago Bigote López y Jorge Cazulo, por haberse destacado respectivamente por su liderazgo y su extensa trayectoria. 


EL MEJOR FUTBOLISTA URUGUAYO EN EL MUNDO Y LA FIGURA DEL AÑO
Federico Valverde (24)
El joven futbolista formado en Peñarol fue la gran novedad de la temporada en uno de los clubes más importantes del mundo: el Real Madrid. Compartió el mediocampo con las consagradas y experientes figuras de la talla del croata Luka Modric, del brasileño Casemiro y del germano Toni Kroos, y lo hizo con espectacular buen suceso. 
Se ganó la confianza del entrenador Zinedine Zidane y conquistó el respeto y reconocimiento de la crítica especializada española y de la exigente afición madridista. Pese a su juventud puso de manifiesto en cada uno de los juegos su firme personalidad, su llamativa dinámica que le permite rápidas transiciones, su capacidad en la recuperación de balones y la gran precisión en los pases. 
En un amplio menú de grandes futbolistas uruguayos que se lucen en las más fuertes ligas, Federico Valverde sobresalió para los votantes de esta encuesta. 
Merecido reconocimiento a la figura del año.

Foto: Leonidas Martínez. 

LA REVELACIÓN 
Facundo Torres (20)

Fue un gran hallazgo, inesperado para los más, no para quienes seguían de cerca su trayectoria en las formativas de Peñarol. De potente remate, inteligentes decisiones, lucida técnica y apariciones desequilibrantes, el paceño Facundo Torres logró no solo disimular su condición de debutante, sino que emergió como una de las grandes figuras que mostró el campeonato uruguayo.

Foto: Sandro Pereyra. 

LA CONFIRMACIÓN  
Matías Arezo (18)
Sus goles son un aporte habitual a los partidos en que juega el joven futbolista darsenero. Su capacidad goleadora, su destreza para moverse en los apretados espacios en que juega un centrodelantero, su inquebrantable confianza en que la posibilidad del gol puede aparecer, hacen de Matías Arezo un activo de creciente valor para el club que lo vio desarrollarse y para todo el fútbol uruguayo.

Foto: Fernando Morán. 

LA SORPRESA
Emiliano Martínez (21)
Sorpresa por las poco comunes condiciones demostradas en encuentros decisivos, tanto a nivel local como en la Libertadores. Sorpresa por la madurez impropia de su escasa experiencia en alta competencia ante exigentes rivales. Marca tenaz y perseverante, buen manejo del balón, aptitud para ubicarse en el campo de juego, constituyen algunos de los rasgos del joven puntaesteño que viste la tricolor.

Foto: Fernando Morán. 

EL GOLERO MÁS DESTACADO
Sergio Rochet (27)
Le alcanzó medio año futbolístico para destacarse como el mejor golero del fútbol uruguayo. Aplomo, seguridad, extraordinaria capacidad de respuesta y su reiterado buen desempeño hicieron del arco de Nacional un escollo difícil de sortear. Firme en los mano a mano, ágil y seguro bajo los tres palos. Confirma su titularidad en plena madurez futbolística.

Foto: Fernando Morán. 

EL MEJOR FUTBOLISTA Y EL VOLANTE 
MÁS DESTACADO 

Gabriel Neves (23)
Solvencia de futbolista maduro pese a su edad. Idoneidad poco usual en el manejo del juego y los tiempos del equipo. Un mediocampista de marca, ubicuidad, inteligencia táctica, aptitud técnica. El fiel de la balanza en la armonía de las líneas de su Nacional. El reconocimiento de quienes lo votaron como el mejor volante y el más destacado jugador del año habla de la confianza de la crítica especializada y de la afición hacia sus incuestionables condiciones.

Foto: Fernando Morán. 

LA FUTBOLISTA MÁS DESTACADA
Esperanza Pizarro (19)
Esperanza Pizarro Pagalday sube rápido los escalones.  Siendo niña jugó fútbol mixto en su ciudad, Nueva Palmira, y lo hizo en equipo de niñas en Cerro Oriental de Carmelo. Como juvenil lució en Palmirense en varios torneos de la OFI formando parte de una brillante generación. A los 14 años debutó con la Celeste en el Sudamericano Sub 17 en Venezuela 2016. En 2018 repitió, luciéndose en San Juan. Y en la Copa del Mundo de 2018, jugada en nuestro país, su gol ante Finlandia fue elegido por FIFA como el mejor. En Sub 20 fue goleadora de la primera fase del Sudamericano jugado en Argentina en marzo del año pasado, donde la Celeste clasificó al cuadrangular final que todavía no se ha podido disputar. Logró siete conversiones en cuatro partidos. Llegó a Nacional el año pasado y fue campeona uruguaya aportando mucho. Delantera con velocidad, fuerza, habilidad y capacidad de gol.

Foto: Fernando Morán. 

EL DELANTERO MÁS DESTACADO
Gonzalo Bergessio (36)
Goleador de raza y capitán indiscutible, para Bergessio no hay pelotas imposibles dentro del área. Sus años no fueron impedimento para que fuera capaz de doblegar todas las defensas. En las más diversas situaciones, en ciertas jugadas con marca pegajosa o en posición desventajosa, siempre se las ingenió para acercarse o concretar el gol. Sus conquistas fueron decisivas para que Nacional alcanzase victorias que le permitieron estar al tope de las tablas.

Foto: Leonidas Martínez. 

EL DEFENSA MÁS DESTACADO
Maximiliano Falcón (23)
Un pilar del Rentistas campeón del Apertura. Exhibió grandes cualidades en las funciones propias en su condición de zaguero central, así como una relevante actuación sumándose a la ofensiva. Sobresalió por su técnica y su condición anímica que lo llevó a destacarse como el mejor jugador en varios encuentros. De hecho, Rentistas perdió en el Apertura un solo partido ante Cerro que coincidió con su obligada ausencia.

Foto: Fernando Morán. 

EL JUEZ MÁS DESTACADO
Claudia Umpiérrez (38) 
Claudia Umpiérrez triunfa en un arbitraje aún con un peso abrumador de los hombres. Ya en sí tal situación representa un logro inusual. Pero además, sin prisa y sin pausas, fue ganándose el respeto de los futbolistas. Su modalidad en el arbitraje transmite seguridad, no duda, ejerce con firmeza el control del juego. Este reconocimiento seguramente prologará nuevos y certeros pasos en una carrera a la que aún no se le visualiza el techo.

Foto: Leonidas Martínez. 

EL ENTRENADOR MÁS DESTACADO
Alejandro Capuccio (45) 
Estudioso, temperamental, de gran poder de comunicación, logró que el plantel de Rentistas interpretara su idea futbolística. Alcanzó el objetivo ideal de todo entrenador: conseguir el apego preciso a sus indicaciones. Rentistas tuvo un gran rendimiento colectivo, realidad que a su vez potenció el desempeño de las individualidades. Falcón, Rolín, Vega, Cristóbal, Irrazábal, entre otros, alcanzaron en el club del Cerrito el nivel más alto en sus carreras; mérito de los futbolistas, mérito de Capuccio por convencer a sus jugadores no solo de una estrategia determinada, sino de crear en todos la convicción de que podían conquistar el título.

Foto: Leonidas Martínez. 

EL MEJOR EQUIPO
Rentistas (26/03/1933)
No solo por haber sido el campeón del Apertura, también por el buen juego demostrado, por la confianza en sus capacidades. No importó que fuera un club modesto de un barrio popular que por primera vez es protagonista central de un torneo oficial de la máxima categoría. Convenció a propios y ajenos, a quienes creían y a los escépticos, a los agoreros de su inevitable caída, de que era posible definir el título. Y lo definió, con la solvencia de los campeones.

Foto: Leonidas Martínez. 

LA MEJOR FUTBOLISTA URUGUAYA EN EL MUNDO
Yamila Badell (24)
La pequeña y productiva delantera Yamila Badel se luce, a los 24 años, en el Racing de Santander. Saltó hacia España incorporándose, en 2015, al Málaga. Volvió al país y formó parte del Colón tetracampeón. Luego, en la vuelta a España, consiguió el ascenso a Primera División con el club Tacón. Se destacó en el Sudamericano Sub 17 en Bolivia en 2012 donde fue goleadora con nueve goles, formando una brillante sociedad atacante con Carolina Birizamberri (es recomendable revisar los videos de los goles uruguayos). Uruguay clasificó a su primera Copa del Mundo femenina. Allí, en Azerbaiyán, Yamila convirtió dos goles ante Alemania. Su elección para esta nominación cobra realce en tanto compitió, entre tantas, con Carito Birizamberri (River argentino), con la volante sanducera Pamela González (Granada, llegando de cinco temporadas con Málaga; antes, Colón y Nacional) y con la defensora Stephanie Lacoste (Famalicão de Braga, Portugal; campeona de Copa Libertadores con Limpeño de Paraguay en 2016; también actuó en Santa Fe de Colombia, Peñarol en Copa Libertadores 2018 y, en los comienzos, Bella Vista y River Plate).

Foto: C. Ortiz. 

Liderazgo
Santiago Tabaré López Bruzzesse
El liderazgo en el fútbol cae a veces en clichés tan baratos como algunos apodos que se utilizan, o algunos usos, como el del cacique, gladiador, guerrero, caudillo. Hay quienes hablan de jugar por la familia, por la guita, por irse a un lugar mejor. A Santiago Tabaré López Bruzzese le dicen Bigote por su viejo, que es carnicero en una esquina del barrio Fraternidad, contiguo a Villa Española. Ese alias no significa en principio ni liderazgo, ni fuerza. Pero es que a esas palabras las aburren los usos, como a la palabra “corazón” para hablar de amor. O, también, para hablar de fútbol. Es que no hay sinónimos tales para un órgano como el corazón. Ahí aparece lo vital. Como si realmente hubiese algo que lo hace latir. Como el amor, como el fútbol. Al Bigote lo hace latir el barrio. Desde siempre. Y quizás la gran virtud no esté tan solo en estar, hacer y transformar. Sino en generar, alimentar, participar, en la existencia de pequeños colectivos de un gran colectivo que pinta el mapa de dos colores. En uno de los años más raros que nos ha tocado transitar, el Club Social y Deportivo Villa Española brilló por sus actos. Un brillo opaco de vidriera de almacén. Un brillo tibio de vitral de claraboya. Lo tangible fue el ascenso, el metal barato de una copa comprada en el centro, una camiseta con los colores diversos, otra preguntando por los desaparecidos. Lo más profundo esté quizás en la corta. En las caras de los futbolistas escuchando a alguien decir que el hermano o la hermana le faltan. Por esas micro políticas diarias, las tangibles, las que no, Bigote López tiene la palabra liderazgo puesta, aunque si le preguntan a él seguro nombre a María, a la Peti, al Babi, a Mario, a Nené o a Robert. 

Foto: Rodrigo López. 

Trayectoria
Jorge Cazulo
El Piki Jorge Cazulo se retiró de las canchas de fútbol. Digamos, se retiró de la práctica activa del fútbol profesional. En estos días fue nombrado parte del equipo de directores técnicos del enorme Sporting Cristal de Perú. Empezará en las divisiones formativas a formarse, valga la redundancia. Y es que quizás esa sea la verdadera educación, la recíproca, la dialéctica. En Lima lo aman celestes, se convirtió sin levantar la voz en un ícono rimense. Atrás quedaron páginas inolvidables, sus primeros tiempos en Peñarol, el gran Plaza Colonia de comienzos de milenio, el Rampla Juniors inolvidable que quiso todo y solo obtuvo memoria, el más grande de los premios; la violeta del Parque Rodó que le exprimió las virtudes, y el arribo a tierras incaicas donde además de la celeste vistió con condescendencia la camiseta del César Vallejo. En Perú llevó la bandera de la simpleza, la de la entrega, la del ser humano integral que supo además escribir cuentos, leer y admirar a Alonso Cueto, amarse con Lorena como dos personajes sempiternos de una novela de García Márquez. La trayectoria de Cazulo es digna de documentarse, pero todas las palabras se apagan, inservibles, porque cada acto mínimo es lo que lo hecho grande. Hay un poema de la polaca Wislawa Szimborska, que ni ella supo que podía retratar el retiro de un futbolista así:
Si acaso
Podía haber ocurrido.
Tenía que haber ocurrido.
Ocurrió antes. Después. 
Más cerca. Más lejos.
Ocurrió; no a ti. 
Te salvaste por ser el primero.
Te salvaste por ser el último.
Porque estabas solo. Porque la gente.
Porque a la izquierda. Porque a la derecha. 
Porque llovía. Porque había sombra.
Porque hacía sol.
Por fortuna había allí un bosque.
Por fortuna no había árboles.
Por fortuna una vía, un gancho, una viga, un freno, 
un marco, una curva, un milímetro, un segundo.
Por fortuna una cuchilla flotaba en el agua. 
Debido a, dado que, en cambio, a pesar de.
Qué hubiera ocurrido si la mano, el pie, 
a un paso, por un pelo,
por casualidad. 
¿Ah, así que tú aquí? ¿Directo de un instante 
todavía entreabierto?
¿La red tenía un solo punto, y tú, a través de ese punto?
No dejo de asombrarme, de quedarme sin palabra.
Escucha
lo rápido que me late tu corazón.


Foto: Leonidas Martínez.




Para acceder a todos los artículos suscríbete.