Logo

Danubio regresa a primera, por Hamlet Tabárez




Allá por la década del 70, en la cancha de Danubio,se jugaba un amistoso contra Chacarita Juniors de Argentina. Faltando poco para terminar el partido, cambian a Julio Larrosa. Cuando se está sacando la ropa, entra al vestuario el Toto, que le pide la camiseta de su Danubio querido. El milico Larrosa no solo le puso la camiseta sino que lo mandó a entrar a la cancha en pleno partido, no había Dios que lo pudiera sacar, ¡Bo, a mí me dijo el Julio que entrara, no salgo nada! Julio Larrosa y el Cholito Mendoza, hermanos de la vida que el futbol me dió, con quienes vivimos momentos inolvidables en Venezuela.

Con el brasileño Araquem de Melo, goleador de Danubio, nos reencontramos en Caracas. Lamentablemente Ara nos dejó hace unos años, amaba a Uruguay y a su Danubio y era querido por todos los uruguayos en Venezuela.

Les cuento el gol que Araquem le hizo a Racing  jugando con Danubio en el Parque Roberto.

En aquellos tiempos la cancha era pequeña y con bajada hacia la Avenida Millán, hicimos una falta en la cancha de ellos, como a cinco metros de la línea del medio. Ara, que jugaba de 9, vino a pedir la pelota para patear el tiro libre, recuerdo clarito que nos miramos como diciendo “dale Petrone” y no hicimos barrera, tomó carrera casi con un doble ritmo como en el basket, le pegó de derecha con el empeine y se la clavó en el ángulo a Luisito Alayón, filho da puta.

Botija, antes de decir “ya fue”, preguntá a algún veterano quienes eran el Milico Larrosa, su compadre Cholito Mendoza y el Negro Araquem, puede ser a Carlos Genta, el padre, porque los dos jugaron en Danubio.

Te cuento que en el año 1989, los dos Genta vinieron a Caracas. Carlitos, con los botijas de Danubio, a jugar un torneo sub 15, con compañeros como el Cabeza Delgado, el Chino Recoba, con Rafa Perrone de DT, y en la delegación Carlos Genta. Esos botijas de la Curva, nos hicieron ser hinchas de Danubio a todos. La Murga de Caracas les dedicó una canción, les mando la letra, o se la piden a los Genta.

Felicitaciones a Danubio, me dejaron más Hamlet que nunca: ser o no ser ¿Racing o Defensor a primera?

 

 




Para acceder a todos los artículos suscríbete.